domingo, 8 de noviembre de 2009

Glándula adrenal fetal

Glandula adrenal fetal


La glándula adrenal fetal humana se compone de: médula, zona fetal y zona parecida al adulto o definitiva.
A las seis semanas de gestación en el humano, la glándula adrenal fetal aparece como una condensación de epitelio celómico sobre los riñones. Las células de esa zona son muy parecidas a las que constituyen la zona fetal de los fetos en edad gestacional más avanzada. A las ocho semanas se produce una proliferación de células epiteliales que forman una capa sobre la zona fetal y que constituirá la zona definitiva, la que subsistirá en el período adulto. La zona fetal está compuesta por anchas células poliédricas acidófilas con núcleo grande con las características de las células productoras de esteroides.
La zona definitiva está formada por células basófilas, menos grandes, que se parecen a las células de la zona glomerulosa de la glándula adulta.
En el lapso de 10-20 semanas de gestación, dobla su tamaño. Puede decirse que la glándula adrenal fetal tiene dos veces el peso de los riñones y que los fetos al final de la gestación tienen una zona fetal en la glándula adrenal que comprende aproximadamente el 80% de la glándula total.
Después del nacimiento el peso de la glándula adrenal decrece en el humano desde 8 a 5 g. en cinco semanas y la zona fetal desaparece en el primer año de vida.
4.2.1. Biosíntesis de esteroides adrenales en la glandula adrenal fetal. Unidad FETO-PLACENTA
Las dos sustancias que principalmente segrega la glándula adrenal fetal son: Dehidroepiandrosterona (DHA) en forma de sulfato y el Cortisol. El primero se sintetiza en la zona fetal y el segundo en la definitiva.
La dehidroepiandrosterona sulfato (DHAS) se sintetiza a partir de acetato o de colesterol. También puede ser formada la DHAS por conversión directa, desde otros sulfatos de esteroides, comenzando la vía desde sulfato de colesterol hasta DHAS.
El paso desde DHAS a 16-a-hidroxidehidroepiandrosterona (16-a-OH-DHAS) se realiza escasamente en la glándula adrenal fetal. Esta conversión se verifica en el hígado fetal, posteriormente ambas sustancias sirven como sustratos en la placenta para dar estrógenos: DHAS produce estradiol y 16-a-OH-DHAS produce estriol.
En la zona definitiva el cortisol puede ser formado por síntesis desde la progesterona de la madre, o de novo desde LDL-Colesterol. No se conoce con exactitud cual de las dos vías es la más utilizada. Pero parece que la capacidad de la glándula adrenal fetal para secretar progesterona es pequeña y además, existe una deficiencia del complejo 3-hidroxiesteroide deshidrogenasa-isomerasas.
La síntesis de cortisol va aumentando a medida que avanza la gestación: 6.9 ng/ml en el cordón umbilical de fetos de trece semanas hasta 70 ng/ml al final de la gestación. La producción de DHAS también va aumentando desde 60 ng/ml a las dieciséis semanas, a 1-2 mg/ml a término. En el humano esta sustancia perdura la primera semana de vida extrauterina y después declina probablemente reflejando atrofia de la zona adrenal fetal.
La corteza adrenal fetal en la zona definitiva secreta desoxicorticosterona y aldosterona. Estas secreciones comienzan en el humano a las 10-20 semanas de gestación y aumenta al final de ella.
Existe una gran transferencia materna de cortisol al feto a través de la placenta. Mucha parte de este cortisol materno se encuentra en el feto en forma de corticosterona. En el feto los niveles de corticosterona son 5-10 veces más altos que en la circulación materna. El cortisol también pasa del feto a la madre.
En el feto también ocurre una transformación de cortisona a cortisol, ya que varios tejidos fetales incluyendo pulmón, riñón, membrana amniótica e hígado tienen la actividad enzimática de la 11-hidroxiesteroide dehidrogenasa (11-HDS). Es probable que la actividad de esta enzima esté regulada por un esteroide segregado en la glándula adrenal fetal y quizá podría tener efectos tróficos en el crecimiento de la zona fetal de dicha glándula.
Esta cooperación entre feto y placenta para la síntesis de estrógenos necesarios en la gestación, se producen solamente en el mono y en el hombre.
4.2.2. Regulación de las secreciones de la zona definitiva y zona fetal en la glandula adrenal
Tanto la zona fetal en su producción de DHAS, como la definitiva que produce cortisol se estimulan por el ACTH y por la a-MSH en menor grado. Ambas sustancias son secretadas por la pituitaria fetal.
En humanos se ha observado, que al suprimir el ACTH en el feto con dexametasona se disminuye la producción de DHAS en un 60% y el cortisol en un 90%. Por estos resultados, se piensa que existe otro péptido fetal que estimula y regula la producción de DHAS, y que también estimularía el crecimiento de la zona fetal en dicha época.
La gonadotropina coriónica incrementa la secreción in vitro de DHAS. Esta estimulación explicaría el crecimiento de la zona fetal en fetos anencefálicos.
Se ha pensado que la angiotensina, podría producir estimulación de la glándula adrenal, lo mismo se cree del factor de crecimiento epidérmico.
Se ha sugerido que otras hormonas como: prolactina y GH, pueden tener una acción estimuladora sobre la glándula adrenal, ya que sus niveles se encuentran elevados en época fetal.
La secreción de progesterona y desoxicorticosterona decrecen a medida que avanza la gestación, lo cual supone que los sistemas enzimáticos para su transformación en aldosterona y cortisol se activan, ya que, en efecto, estas hormonas aumentan al fin de la gestación.
La aldosterona no se estimula por el ACTH, aumenta siguiendo incrementos de potasio en el medio.
Con respecto a las secreciones de la médula fetal se sabe que son muy deficientes y que las catecolaminas maternas atraviesan la placenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada